vendredi 2 octobre 2009

El Colegio Teresiano y la lluvia caída…(*)

…esta vez (ojalá no haya otras veces !) no fue la fachada principal que da a la calle Cuba, sino zonas intermedias del edificio, esencialmente, techos, visibles desde la calle Candelaria. La carpintería interior está podrida, y las vigas no soportan el peso de las tejas doblemente pesadas por la lluvia persistente y la acumulación de agua, las canales en estado deplorable…, Mi madre y dos hermanas fueron alumnas teresianas en los 30’. El Colegio fue cerrado con la nacionalización de la enseñanza, y una de las « interventoras » había sido una prostituta de la calle conocida como Majana, donde pululaban las casas de cita y bordeles. Yo trabajé un año como profesor de la secundaria, y entraba por Cuba, nunca accedí por Candelaria, que desde la clausura de puerta y ventanas principales, es el acceso actual. Si bien deambulé por el edificio, nunca hice fotos del interior, la sub-directora (verdadera estampa de la vulgaridad, no me quitaba ni pies ni pisada !), había que « andar por la raya », y el estudiantado, indiferente a todo, ávidos de la gritería consignosa, inmersos en la pedantería, ajenos a la necesidad de instruirse (con excepciones siempre, por supuesto !) Desde su conversión en escuela secundaria, el edificio sufrió mucho, pues esa construcción colonial estaba destinada a soportar además de la comunidad de monjas, digamos que a unas cien pupilas, cifra multiplicada desde el 61’ y muy alta en los últimos años, y a un ritmo de movimiento y ruido superior para el que fue concebido. Sin contar con las vibraciones debidas a la circulación, que pueden incidir en la fachada y por ende en las paredes interiores. En referencia al acceso por Candelaria, no estoy seguro que esa parte del inmueble haya pertenecido siempre al Colegio, yo diría que fue anexado al mismo, tratando de aumentar la capacidad del establecimiento escolar, es habitual ese tipo de aumento en volumen, sobre todo en escuelas. Si observamos bien el sitio, hace parte de un caserón colonial, que tal vez fue dividido, y la parte que pertenece a la secundaria se ve claramente que fue transformada…, me voy a permitir postear su comentario y el mío, para agregar unas imágenes que pueden esclarecer la comprensión !
  
(*) Comentario a un comentario : Desgraciadamente la historia se repite una vez más. Me imagino se haya derrumbado el área delantera que da hacia la calle Cuba, que es la única visible desde la calle y cuyo deterioro se muestra muy bien en las fotografías. Hace muchos años que ese segmento del edifico estaba cerrado completamente por temor a un derrumbe. La actual escuela “Juan Oscar Alvarado” funciona en la parte trasera del antiguo colegio que es más grande hacia el interior de lo que parece. Como entrada se usa un local en la adyacente calle Candelaria, que acaso sería una antigua entrada de servicios. Realmente una pena, Carlos, y un bochorno para los que tienen el poder de decidir y disponer de lo necesario para haber evitado el derrumbe.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire